martes, 15 de julio de 2014

Gracias. (Vainilla y humo 11)




Más que los besos, són las cartas aquellas que mueven a las almas.


Julio


Tu eras el ultimo en mi lista. El numero 15, para ser exactos: “Cambiar la vida de alguien.”

En realidad no puedo hablar por ti y decir que, de alguna forma, he marcado una diferencia en tu vida Eric, pero realmente espero haberlo hecho. Ya ves, en alguna parte del proceso de cambiar tu vida, tu acabaste cambiando la mía.

No estaba tratando de suicidarme aquella noche.

Habíamos discutido y sentí como si todos los calmantes del mundo no pudiesen liberarme de la sensación de que te había perdido pero supongo que ahora si lo he hecho, ¿eh?

Quise decir lo que dije aquella noche en tu cama. Espero que encuentres lo que andas buscando, porque eso no soy yo. No te conformes con Rihanna cuando puedes tener Mumford and Sons y cuando encuentres a la chica indicada, llevala a Grecia. Estoy segura de que le gustará y sé que a ti te encantaría ir. Porque te conozco, ¿recuerdas?

Si hay algo que me queda por decir, es gracias.

Tú de verdad cambiaste mi vida Eric Campbell, y me hiciste darme cuenta de que había una razón tras esa lista.

¿Qué motivo hay en ver todas esas cosas increíbles si no puedes esperar para ver más?

Me has salvado la vida y no creo que haya suficientes palabras en el diccionario para resumir mi gratitud. Solo que sepas que si vuelvo a encontrarte alguna vez de nuevo en el futuro, seré feliz. Quizás yo tendré una familia o tu la tendrás. O nos volveremos a ver en algún oscuro bar en algún lugar de este mundo. Quiero que sepas que te miraré y sonreiré y recordaré que si no hubiese sido por ti, yo no estaría allí.

Así que gracias, Eric Campbell.

Te veo por ahí.

Alaska.

P.D.: Yo también te amo.















You know,
sometimes the world seems
like a pretty mean place.


Annie.